Noticias

El dilema de la seguridad infantil

En 2017 fallecieron 16 niños menores de 12  años, de los que 5 no utilizaban ningún sistema de retención infantil (15 muertos, 3 de ellos sin SRI en 2016), en accidentes de tráfico en vías interurbanas, según datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT). Un informe de la Fundación Mapfre indica que una de cada tres sillitas no se utiliza de forma adecuada o está mal instalada. Este dato coincide con los de la última campaña de sensibilización y control del uso de los sistemas de retención infantil (SRI) de la DGT: 198 menores no llevaban cinturón de seguridad ni sillita y 41 viajaban en los asientos delanteros. “En la mayoría de los casos es por desconocimiento de la normativa y de las consecuencias fatales que podría tener en caso de accidente”, afirma José Luis Viedma, coordinador provincial de Educación Vial de la DGT en Granada. Y es que aún siguen viéndose comportamientos que ponen en grave peligro a los más pequeños, incluso en aquellos que sí utilizan una sillita pero lo hacen incorrectamente: niños que no llevan abrochado el arnés, van en alzador sin protección lateral, colocados en sentido de la marcha demasiado pronto, cuya cabeza sobresale del respaldo del SRI…

Con el objetivo de aportar a los padres una información veraz y actualizada sobre sistemas de retención infantil, Viedma lleva un par de años realizando talleres en tiendas de bebés y niños. Asisten sobre todo padres primerizos y normalmente también algún vendedor de la tienda. Es el caso de Alejandro, comercial en la tienda Babys de Granada que asegura que “los talleres de José Luis hacen mucho efecto, con las diapositivas aprendemos todos y la gente sale muy contenta”. Además de estos talleres, Alejandro y los demás comerciales de sillitas reciben formación directa de los fabricantes, ya que es fundamental que estén formados e informados y que, además, sepan transmitírselo a los clientes. “Deben ser los profesionales de las tiendas los que asesoren a los compradores sobre los sistemas de retención infantil”, coincide Antonio Lucas, director de Seguridad Vial del RACE.

Errores garrafales.

A veces los padres deciden no cumplir la normativa o dejar la seguridad vial de sus hijos en un segundo plano. Otras, desconocen la legislación vigente y las recomendaciones de seguridad. Es en estos casos donde los vendedores juegan un papel crucial. El problema llega cuando éstos tampoco conocen la normativa ni los riesgos que implican ciertas acciones, como cambiar demasiado pronto al niño a un SRI de un grupo superior.

“A partir del año ya no pueden viajar a contramarcha y mejor cambiar ya de grupo con 8 kg, no pasa nada porque no llegue a los 9 kg que pide de mínimo”. Esto nos lo dijo una empleada de una gran superficie al mostrar nuestro interés en comprar una sillita para un bebé. Además, ni en ésta ni en las otras tiendas que visitamos nos preguntaron sobre el modelo de coche ni nos enseñaron a instalarla, y menos aún nos aportaron recomendaciones sobre seguridad. No fue un caso aislado. Hemos hablado con varias familias con hijos y sólo en un caso les instalaron la sillita en su coche y les mostraron cómo hacerlo.

“Somos conscientes de que el 90% de las tiendas sabe cómo instalar las sillitas y qué ofrecer para cada coche, pero no siempre tenemos seguimiento de lo que ocurre a diario allí, de los cambios de personal…”, señala Máximo Sanz, director comercial de Be Safe. Además, añade, “los gerentes no deberían dejar instalar una sillita a vendedores que no han recibido la formación adecuada”.

Related posts

Cepos para plazas de garaje

Ignacio

Consejos para que los neumáticos duren más

Ignacio

Mantenimiento de Garajes Comunitarios

Ignacio
X
0
    0
    Carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda