Noticias

Verano sin problemas en el coche

Para muchos usuarios, las vacaciones son el momento perfecto para salir de la ciudad y descansar, por eso es el período con mayor intensidad de tráfico en las carreteras. El RACE (Real Automóvil Club de España) acaba de hacer público su último Barómetro de averías, en el que analiza los problemas mecánicos que se produjeron durante el período estival de 2015, y los servicios de asistencia realizados desde enero hasta mayo de 2016. Según este informe, el número de incidencias que necesitaron asistencia en carretera creció principalmente por problemas relacionados con la batería y los neumáticos.

Durante el verano de 2015, los principales problemas de los conductores fueron causados por la temperatura, pero durante el resto del año las causas fueron otras: fallos del repostaje, pérdida de la llave de seguridad de las tuercas de las ruedas o el olvido de las llaves del vehículo. Todo ello provocó que el número de incidencias durante el período estival aumentase hasta las 129.800 asistencias.

Asimismo, en su estudio sobre incidencias el RACE indica que en el 2016 aumentaron hasta las 252.500, un 12,5% más que el año anterior. Por lo que parece, esta cifra irá en aumento con los años, por ello para que esto no se cumpla, los conductores deberán hacer un correcto mantenimiento y revisión del vehículo para evitar este tipo de incidencias.

Este aumento ha tenido un claro beneficiario: los talleres. Tras años de caídas, han conseguido elevar un 5% sus ingresos. Si esto sigue así, se llegará antes de lo planeado a la tasa de crecimiento de reparaciones prevista para el año 2018. Además, esto hará que los ingresos de la posventa se amplíen un 5% este año confirmando la recuperación en este sector.

A pesar de todo, los vehículos viejos siguen teniendo más presencia que los jóvenes en los talleres, siguiendo datos de Audatex (empresa relacionada con el sector asegurador). Exactamente, más de la mitad de los vehículos que circulan por las carreteras tienen más de diez años, esto quiere decir que los clientes de los talleres reparan lo imprescindible al menor coste posible.

Este cambio se aprecia visiblemente en la evolución de las reparaciones de chapa y pintura de los últimos años. En 2009, el 6% de las reparaciones en carrocerías eran de coches de más de diez años de antigüedad, y en 2015 llegó hasta el 20%.

Para todo ello, la solución es una revisión a tiempo. El RACE en su web, tiene un programa llamado RACE Check en el que recomienda comprobar:

NEUMÁTICOS 
 Presión y profundidad de dibujo en buen estado, sin olvidar la rueda de repuesto
ALUMBRADO
 Imprescindible para ver, ser vistos e informar de las maniobras. Tiene que estar en perfecto estado y bien regulado para una conducción segura
NIVEL DE LÍQUIDOS
 No olvide revisar los niveles del aceite de motor, limpiaparabrisas y el líquido refrigerante
ESTADO DE DIRECCIÓN Y FRENOS
Siempre en buen estado y en el caso de notar alguna deformidad acudir al taller lo antes posible
 Fuente: DGT

Related posts

Prioridad para los más vulnerables

Ignacio

Cómo conducir en un atasco

Ignacio

Bolardos

Ignacio
X
0
    0
    Carrito
    Tu carrito esta vacíoVolver a la tienda